Ahorro

Ahorro


Imagen relacionada



Aunque el dinero no cae del cielo, éste puede multiplicarse si usted ahorra e invierte con sabiduría. 

Una de las cosas más importantes que necesitará en la vida es conocer la forma de asegurar su bienestar financiero. 
No necesita ser un genio para hacer esto. Lo único que necesita es aprender lo básico, elaborar un plan y estar listo a ceñirse a él. No importa la cantidad de dinero que tenga, lo importante es que se eduque sobre sus oportunidades. 

En general, el dinero no gastado es dinero ahorrado. por falta de educación financiera, aunque también por otras circunstancias, las personas están propensas a gastar más de lo que ganan, a menos que decidan ahorrar y que adquieran este hábito, lo cual implica una visión de futuro, que aunque no debe manejarse con angustia, tampoco debe dejarse a la deriva.

El ahorro se practicaba desde la antigüedad, civilizaciones como la egipcia, china, inca, etc. acostumbraban guardar el fruto de sus cosechas. En esta parte del continente los Incas hicieron lo propio y acostumbraban a reservar parte de lo obtenido de su actividad productiva en cavernas frías, a modo de congelador, de modo que cuando no hubiera producción de alimentos ya se contaba con una reserva.

Ahorrar es separar una parte del ingreso para utilizarla en el futuro. El ahorro se puede lograr al guardar una parte del ingreso o al gastar menos.
Ahorrar es el primer paso para invertir y formar un patrimonio, y sus beneficios son:
  • reunir un fondo de reserva para imprevistos y emergencias
  • cumplir metas personales y familiares
  • contar con mayor bienestar


Existen dos formas de ahorro: el informal y el formal:

Informal: alcancía, tandas, instituciones no autorizadas, guardado en casa. 
Beneficios: disponibilidad inmediata del dinero. 
Riesgos: robo, pérdida, uso indebido por otra persona, tentación de gastarlo al tenerlo a la mano.

Formal: cuenta de ahorro, pagaré bancario, cajas de ahorro autorizadas, Certificados de Tesorería (Cetes). 
Beneficios: seguridad, pues el dinero está protegido por el IPAB, no hay tentación de gastarlo, ganancia de intereses, mayor facilidad de obtener un crédito.
Riesgos: ninguno, excepto no tener  disponibilidad inmediata del dinero en ciertas opciones.

Imagen relacionada






No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Cómo manejar tu tarjeta de crédito?

 ¿Cómo manejar tu tarjeta de crédito? Hoy en educación industrial y financiera hablaremos del dinero plástico, osea de las tarjetas de crédi...